IES N°1 Dra. Alicia Moreau de Justo
Registrate y obtené acceso para ver, leer y participar de todo el foro¡¡¡¡¡
Participa de las Asambleas, es importante para todos.
No seas vulgar, en tus expresiones.
Por una cuestión de respeto, no falsees tus datos.-

Jonathan Prestía

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jonathan Prestía

Mensaje por Jonathan el Miér Sep 29, 2010 5:43 am

Bueno, a vista de no ser el primero me animo a tirar acá una breve presentación. Soy alumno del Profesorado de Historia, entré en el 2006, cuando todavía no había andamios (para los que no estaban, los pusieron a mediados de ese año). Llevo masomenos la mitad de la carrera aprobada y un poquito más cursada.
Pasando a la cuestión más personal laburo de preceptor suplente en un comercial por la mañana y de administrativo en Facultad de Medicina (UBA) a la tarde. Tengo un hijo de 20 meses, vivo sólo y odio las lentejas confused


Ceterum censeo CONEAU esse delendam
avatar
Jonathan

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 29/09/2010
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jonathan Prestía

Mensaje por admin el Miér Sep 29, 2010 5:59 am

¡Bienvenido a la comunidad!

Pd: no podes, como que no te gustan las lentejas?. Son raros los de historia ¡¡¡¡


PD: con onda.- Very Happy

La conoces a esta historia?

La verdad de la hamburguesa mc donalds

antes de leer la historia dale play a coolplay

La vida esta llena de historias tristes, porque la vida es algo triste desde que Eva lo dio todo por una manzana, la gente la culpa por esto, pero muchas veces yo he hecho el ejercicio de ponerme en el lugar de Eva, cuantas veces yo no habría dado todo, por un culito, o por una rayita de la mejor cocaína, yo como Eva poseo el pecado original en mi interior, por eso entiendo la vida como una penitencia, hacia algo peor. Hoy os voy a contar una bonita pero dramática historia tan cierta como la puta vida misma y que la mayoría de gente desconoce, porque a pesar de que todos somos conscientes de que en general todo es una mierda no queremos conocer en profundidad las tristes historias que nos rodean y que hacen que la mierda nos inunde.
Richard McDonald y su hermano Maurice McDonald, mas conocidos como Dick y Mac eran dos tipos nacidos en la bonita localidad de Manchester (New Hampshire, USA), y después de una feliz infancia empezaron a trabajar en lo que todo el mundo en el pueblo trabajaba, la carpintería, nadie en ese momento sabia que Mac, ya urdía en su cabeza un clarividente plan para cambiar de forma drástica el concepto alimentación que todos conocemos. Mac estuvo trabajando durante 16 años en la carpintería con su padre y su hermano, ahorrando dólar a dólar durante todo ese tiempo y un buen día del año 1938, se plantó delante de su hermano y le enseñó una foto de un terreno situado a las afueras de San Bernardino (California, USA), el terreno estaba situado en la mítica ruta 66, y sin dar opción alguna a su hermano, Mac le convenció de montar un restaurante de carretera para que los camioneros y viajeros pudieran comer algo de forma rápida y barata, Dick no estaba muy convencido, pero Mac tiró de su hermano y en un año y con un montón de esfuerzo, ya que ellos hicieron toda la obra, se habría el primer restaurante Mc Donalds de la historia del mundo mundial. A partir de aquí me encantaría poder contar una historia preciosa donde los dos hermanos se forraban y todo les iba de puta madre, pero la vida no es justa y menos justa fue con los McDonald. Los comienzos fueron difíciles, pero lo que viene después de los comienzos que no se como se llama fue mucho peor. Al cabo de dos años de trabajar como perros en el restaurante y no ganar ni un solo dólar, Dick abandonó el sueño de su hermano y se hizo vendedor de seguros contra desastres naturales, tales como tornados o terremotos, el vio en este tipo de seguros el futuro, evidentemente no vendió demasiados seguros y acabó volviendo a Manchester para acabar sus días como carpintero. Pero Mac no abandonó, Mac perseveró en su intento de hacer que su restaurante funcionara, trabajó y trabajó pero aparte de cansancio solo acumulo deudas, que le llevaron a canjear su negocio, y digo canjear porque no lo vendió. Lo canjeo para saldar una deuda de 452 dólares, que había contraído con Ray Crock, que era el vendedor de helados que suministraba los postres al restaurante. Mac se hundió en una depresión terrible que le llevo a vagabundear por todo el país, de los seis años posteriores al canje no hay demasiada información sobre que hizo Mac, pero acabo dando con sus huesos en un hospital psiquiátrico, donde después de dos años de soportar terribles sesiones de electroshock que le dejaron en un estado de atontamiento perenne, salió de nuevo a la calle recuperado para la vida pero atontado para los restos. Cual fue su sorpresa que en Saint Paul (Minnesota) ciudad donde había estado hospitalizado, encontró un restaurante McDonalds, en el puto centro de la ciudad, era su restaurante, era su idea, y al final había funcionado. Volvió rápidamente a San Bernardino para ver al heladero que le había comprado el negocio, pero el heladero que ya era un millonario dijo que no quería saber nada de el, le dijo que el ya no pintaba nada allí, en definitiva le humilló y le insultó. Mac abandonó las oficinas diciendo, te arrepentirás de tus palabras, esto es mío, yo lo fundé y a mi volverá. Mac trabajo durante dos años en la construcción, volvió a ahorrar y buscó el mejor abogado que podía pagar con lo ahorrado y denunció a la cadena McDonald’s por la utilización de su nombre sin permiso expreso. El juicio tampoco fue bien, y el juez sentenció que el le había canjeado un restaurante que llevaba su nombre y que en el momento del canje no especificó que el restaurante tenia que cambiar de nombre, en ese momento Mac, rompió a llorar, y sollozando hizo un speach sobre la propiedad emocional y el sueño americano que conmovió al juez que delante del drama humano que estaba contemplando, sentenció que la empresa McDonald’s tenia que readmitir a Mac como un empleado, y dado que el era el fundador, el puesto de trabajo tenia que ser de cierta relevancia. Mac volvía a ser un hombre feliz, volvía a ser importante dentro de la empresa que el había fundado 12 años atras, mil ideas corrían por su cabeza entre ellas el famoso bocadillo Big Mac, tal como la propuso su idea fue denostada y guardada durante largos años en un cajón, pero un a vez mas el futuro seria devastador para Mac, el puesto de relevancia que se le había otorgado era el de un triste payaso de nueva creación llamado Ronald, que tenia que ir por los restaurantes de USA haciendo felices a los niños en el día de su onomástica, la humillación para Mac fue máxima, el creador de la idea que ahora sustentaba un imperio, vestido de payaso y haciendo reír a niños, pero Mac aceptó la humillación de nuevo y al cabo del tiempo volvió a denunciar a la cadena McDonalds, ya que si bien era cierto que lo habían readmitido en la compañía, su puesto no era de relevancia, esta vez, Mac si que ganó el juicio, pero lejos de cambiarlo de trabajo el vendedor de helados comenzó a promocionar la imagen del payaso Ronald y le mantuvo en su puesto de payaso de mierda. Mac se cansó de todo y decidió abandonar, abandonó la empresa y volvió a su pueblo donde acabó sus días viviendo en centros de acogida para veteranos del Vietnam y medio loco, contando su terrible historia a cualquiera que quisiera escucharle. Aunque si algo hay que reconocerle al vendedor de helados, es que cuando se enteró de la muerte de Mac, sacó del cajón la vieja idea de del bocata que mas veces e ingerido en mi vida, el Big Mac, y le puso el nombre del fundador, como ultimo homenaje o humillación. Este bocata es engullido por miles de personas a diario, al igual que los que creen en dios comen el cuerpo de cristo tomando la hostia, los creyentes en Maurice tomamos el Big Mac como muestra.-

fuente.-
http://orteras.blogspot.com/2008/05/la-triste-historia-de-dick-mac.html
avatar
admin
Admin

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 16/10/2009
Edad : 43

Ver perfil de usuario http://iesn1.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Jonathan Prestía

Mensaje por Juan el Sáb Oct 02, 2010 2:15 am

Mirá qué historia había de fondo: para no humillar más a Mac, prometo no orinar más al puto payaso. Me gustó mucho lo que escribiste. Gracias.
avatar
Juan

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 02/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jonathan Prestía

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.